MOLASESFICHA

The Flame in the Flood es un rogue-like/survival que destaca desde el minuto cero por su apartado artístico y encanto. Personalmente soy un aficionado a los rogue-likes pero me cuesta encontrar el verdadero entretenimiento cuando de un survival se trata. Estrictamente esta IP cumple con todos los requisitos esperados por adeptos del género pero a pesar de que incluya mecánicas únicas, no presenta una cantidad suficiente de elementos complejos y su UI no logra estar a la altura de un juego que demanda mucho micro-managing. Una de cal y otra de arena.

bonflit

Bonfire Lit

A nivel narrativo The Flame in the Flood puede pasar desapercibido por diversas razones, una de ellas es los modos de juego presentes. Para resaltar el estado puro de survival si uno accede al Endless Mode cuyo propósito es el clásico “sobrevivir” indefinidamente no hay mucho margen para analizar este rubro; mientras que del otro lado Molasses se tomó el trabajo de añadir un modo historia per-se. Desgraciadamente si bien en los papeles es un agregado interesante, el argumento presente no resulto muy atrapante; ya que controlando a Scout, una mujer que se encuentra acompañada por Aesop (su perro), debemos atravesar este mundo post-apocalíptico que se encuentra prácticamente inundado hasta llegar a la fuente de una señal de radio. El problema no es el argumento principal en sí, sino que durante toda la aventura nunca hay una progresión marcada de nuestros objetivos y a pesar de que hay detalles apreciables como la existencia de diversos NPCs o la posibilidad de que haya otros sobrevivientes caninos, al final del día uno termina sintiendo que el denominado modo historia consiste estrictamente en acotar el Endless Mode a un número determinado de regiones. A pesar de no haber dado la tecla en el aspecto narrativo es necesario recalcar que es una opción viable para gamers sin mucha experiencia en el género y a pesar de que parezca contradictorio, este modo ofrece numerosas opciones de dificultad que pueden llegar a interesar a fanáticos del survival y así extender su valor rejugable, que teniendo en cuenta la naturaleza del juego se encuentra cubierto de por sí.

Sin importar el modo elegido, no se dejen engañar por el aspecto pulcro y maravilloso de The Flame in the Flood, ya que se trata de un survival en estado puro. La diferencia contrastante entre este título y otros ya reconocidos dentro del género es que rompe con la concepción de una “base de operaciones”. En este mundo post-apocalíptico uno se encuentra en constante movimiento sobre un “bote” mientras atraviesa un río picado que está repleto de elementos provenientes de la catástrofe (autos, edificios, carteles), por lo que debemos encontrar refugio momentáneo en otras islas y utilizar a nuestro propio medio de transporte como stash. Este cambio además de encajar con la ambientación añade un factor de dificultad – tensión a la aventura, teniendo en cuenta que los slots por personajes para acarrear ítems son limitados y no hay una idea de zona segura ya que nuestra propia base de operaciones puede ser destruida al recibir muchos choques en el camino dando fin a la aventura.

RiverGame-Win64-Shipping 2016-03-04 00-30-02-89

Las secciones de rafting hacen destacar el apartado artístico

Desde el punto de vista de las mecánicas clásicas The Flame in the Flood comparte un sistema de loot/crafting ya conocido, inicialmente vamos a disponer de un mapa generado aleatoriamente con islas que contienen distintos recursos y enemigos. Afortunadamente, a pesar de que la variedad de clases de islas sea escueta y uno se encuentre realizando acciones muy repetitivas, hay una gran diversidad estética y los trayectos para acceder a ellas demandan distintos grados de platforming, elementos que siempre favorecen a un rogue-like. El proceso de recolección de recursos demanda mucho micro-managing ya que ambos personajes (Scout y Aesop) disponen de un stock limitado, mientras que el sistema de crafting en si resulta muy intuitivo y se va volviendo gradualmente más complejo. Un inconveniente con este aspecto es que la UI podría ser más “user friendly” teniendo en cuenta que hay más de 70 objetos por craftear y si bien uno termina recordando sus requerimientos de memoria, una opción para mostrar solo los objetos disponibles para craftear en determinado momento hubiera sido una gran adición.

La pregunta es ¿qué es lo que hace a este título algo único? (Aesop tal vez les de alguna sorpresa) y para fortuna de muchos la respuesta tiene más de una variable. Como buen rogue-like/survival no podían faltar elementos que pongan en riesgo la vida de nuestro personaje y partida a la vez, por lo que Molasses redobló la apuesta combinando 5 conceptos: hambre, sed, temperatura, cansancio y salud. Cada uno de ellos debe ser observado detenidamente para evitar efectos adversos en nuestro personaje sea mediante: la ingestión de diversos alimentos/bebidas, planificación de descansos periódicos o el crafting de medicinas. Todos estos conceptos tienen un balance apropiado y se encuentran interconectados eficientemente entre sí, aunque sin duda plantean un panorama difícil de controlar para un gamer con poca experiencia, teniendo en cuenta que el tutorial existente es muy superficial y la UI como mencionamos anteriormente podría ser más eficiente. De todas formas, no puedo dejar de hacer énfasis en el sistema de enfermedades ya que potencia la importancia de ciertos recursos y el sistema de crafting como también puede llegar a ponernos en una encrucijada cuando por ejemplo el hambre de nuestro personaje llega a niveles críticos y nos vemos obligados a contraer una enfermedad potencialmente fatal a costa de extender nuestra aventura momentáneamente. Este último concepto es tal vez, la marca registrada de The Flame in the Flood.

2015-07-12_00016

Clásico momento rogue-like

El combate es otro punto interesante de este título, el hecho de que se trate de un rogue-like no implica que enfrentamientos con enemigos demanden un considerable grado de habilidad y reflejos como es el caso de The Binding of Isaac, en cambio esta IP se centra en un aspecto 100% estratégico. Sin importar el animal que tenemos en frente (lobos, osos, serpientes), The Flame in the Flood apela a un sistema más pasivo que consiste en utilizar trampas/carnadas para poder hacerle frente. Lo curioso es que hasta en condiciones precarias de inventario o en estadíos tempranos del juego, cualquier jugador tiene la posibilidad de ganar tiempo en los enfrentamientos asustando a los animales salvajes o bien usándolos como su propia arma. Muchos son los momentos donde el mismo juego te invita a escapar y esconderte, pero guiar a un oso hacia un grupo de lobos/jabalíes y dejar que haga el trabajo por uno es un gran detalle que no solo hace énfasis en el instinto de supervivencia, sino que potencia nuestra sensación de vulnerabilidad.

A nivel de rendimiento las experiencias con el último build (1.0.002) son diversas, personalmente me encontré con algunos crashes aleatorios y un bug que lamentablemente corrupteó mi savefile de modo que me vi forzado a comenzar la aventura nuevamente. Si bien esto sucedió recién empezado el modo historia podría haber tenido efectos devastadores para otros en Endless Mode, pero como punto positivo hay un constante feedback del developer traducido en diversos Fixes. Por lo que sacando estos eventos que no son el común denominador, The Flame in the Flood es un juego sólido en este rubro que probablemente a largo plazo no tenga ningún inconveniente.

No estoy en condiciones, debido a mi falta de experiencia dentro del mundo survival, para determinar si es un título para todo público, pero es innegable que el combate estratégico y las diversas condiciones que debemos tener en cuenta para garantizar nuestra supervivencia son un punto positivo para el gamer veterano. El problema de The Flame in the Flood es que a pesar de tener su sello y cubrir todos los aspectos necesarios, no presenta una variedad de elementos suficiente en comparación con otros títulos destacados del género y se ve afectado por un modo historia que podría haber sido muchísimo mejor. No hay dudas que The Flame in the Flood es un survival en estado puro que atrae a cualquiera por su apartado artístico y secciones de navegación al ritmo de la música country, pero humildemente creo que le falto un poco más de profundidad/complejidad para ser uno de los grandes.
FLAME PUNTAJE

Sobre El Autor

Redactor/Reviewer/Chino

Agente encubierto de la policía de Hong Kong. Praise the Sun \[T]/