thewitcher
CD Projekt Red es autor de uno de los RPGs mas ambiciosos de los últimos tiempos. La nueva entrega de Geralt, ahora con su memoria intacta, está compuesta por regiones separadas cuyas dimensiones son de pseudo open world y disponen de un contenido que abrumador que en ningún momento recae en repeticiones o genera una sensación de tedio. Combinando esto con una narrativa que indirectamente introduce sidequests de manera inteligente cuyo argumento es atrapante, The Witcher 3 es una experiencia única a pesar de que el sistema de combate no esté a la altura por momentos.

1

Esker, Geralt y Lambert aprovechando su alto grado de tolerancia al alcohol

Continuando con los eventos de The Witcher 2: Assassin of Kings, Geralt y Vesemir están en busqueda de Yennefer mientras exploran White Orchard. Eventualmente se da el encuentro esperado y The Witcher 3 plantea su argumento principal que en lineas generales se resume en la busqueda de Cirilla (Ciri) que esta escapando de la denominada The Wild Hunt por razones que uno deberá descubrir eventualmente. Durante toda la Aventura este argumento se va volviendo mas complejo e interesante no solo porque The Witcher 3 es un título que permite experimentar todo lo sucedido desde ambos enfoques, sino que también entrelaza nuestra misión principal con los intereses de otros personajes troncales. Muchas veces para obtener información, Geralt se encuentra realizando una cadena de favores fiel al espíritu del género pero esto lejos de ser tedioso aleja al jugador de la búsqueda “padre-hijo” y le permite conocer historias que podrían llegar a atraparlo mas que el hilo principal. Lo mas destacable de esto, es que si bien estas instancias se detonan dentro de una main quest, luego las tapas sucesivas se relegan a “sidequests” dándole al jugador la libertad de diagramar como continuar su aventura. Todos estos elementos sumado: el retorno de iconos de la saga envueltos en una pelea de intereses políticos y un momento digno de Mass Effect 2 constituyen el plato fuerte a nivel narrativo. El único detalle a remarcar en este aspecto es la manera en la que se presenta y decide el final de esta entrega ya que las ramificaciones posibles están ligadas a decisiones que fácilmente podrían parecer irrelevantes, menciono esto porque contrasta con resultados de ciertas sidequests que son un ejemplo de decisiones críticas/consecuencias evidentes.

La primera impresión que da The Witcher 3 es la de uno de los mejores RPGs de todos los tiempos por diversas razones aunque sin duda tiene ciertos problemas que pueden alejar por completo a un determinado target. Geralt va a poder explorar 6 regiones (Novigrad, Kaer Morhen, Vizima, Skellige, Velen y White Orchard) de las cuales 4 son de dimensiones astronómicas, por si fuera poco al llegar a cada una el mapa esta plagado de puntos de interés y sidequests que sin duda abruman al jugador en materia de contenido (de buena manera). La cantidad de sidequests a realizar es uno de los puntos mas importantes de un RPG y The Witcher 3 no escatimó para nada, desde: cacerías, búsqueda de diagramas para armaduras, jugar el rol de detectives y cumplir las tareas mas banales como encontrar una cabra, hay contenido tanto para el complecionista como el gamer mas selectivo. Dejando de lado el volumen de contenido, algo que destaca sin duda a este título y llamó mi atención es la calidad de las sidequests y como los desarrolladores lograron interconectar varias de ellas como por ejemplo Dandelion-Carnal Sins, aumentando de alguna manera el nivel de compromiso e inmersión del gamer hacia estas instancias.

3

Desde bombas hasta sets específicos, The Witcher 3 le provee herramientas a cualquier build

Otro aspecto a analizar es el balance algo que sin duda desde mi punto de vista es algo discutible ya que por momentos afecta al jugador considerablemente y desde la mitad de la aventura en adelante actúa en detrimento de la dificultad del mismo. Como punto de partida es interesante como CD Projekt Red balanceó cada región ya que si bien los enemigos de cada una de ellas se encuentran dentro de un intervalo de niveles, hay puntos de interés que se encuentran resguardados por enemigos de muy alto nivel lo que invita al jugador a regresar posteriormente. No tengo argumentos en contra de esto, pero he notado como muchas misiones extras son catalogadas para un determinado nivel (Jenny O’ The Woods) de forma errónea ya que otras con un rango mucho mayor son mucho mas accesibles o en su defecto lograron ser balanceadas de manera apropiada. Otro ejemplo de las dificultades de balance en The Witcher 3 es como la curva de aprendizaje se ve afectada, mi primer playthrough fue en la dificultad Death March y sin duda los primeros 10-15 niveles requirieron mucha prueba y error ya que este título brinda poco margen de error sumado a ciertas inconsistencias en el apartado jugable. Una vez que uno logra superar ese comienzo exponencial y tenemos acceso a ciertos skills (sin importar cual sea el build elegido) Geralt va a literalmente aplastar a cualquier enemigo que tenga en frente, reduciendo por ejemplo Witcher Contracts a lanzar una bomba que deje al enemigo en un perma-stunlock para devastarlo posteriormente. Entiendo que es cierto que el termino “balance” es tomado mas en serio cuando hay un apartado online que permite interacción entre jugadores, en esta ocasión The Witcher 3 perdió un poco el rumbo en este aspecto ya que le quitó algo de protagonismo a su máxima dificultad.

Haciendo énfasis en el aspecto jugable hay dos facetas a analizar, Geralt y Ciri. Si bien no podemos utilizar a Ciri durante un tiempo prolongado, las secciones donde fue posible fueron sin duda sinónimo de placer viniendo de una secuela cuyo sistema de combate no me pareció lo mas amigable, Cirilla es sumamente ágil y en conjunción con habilidades como un dash-teleport entre otras rompe con muchas de las bases sobre las cuales Geralt fue diseñado, algo que en mi caso particular agradezco. Con respecto a Geralt, personaje que vamos a utilizar durante el 95% de la Aventura, hay muchas cosas por mencionar. De carácter tutorial las mecánicas de The Witcher 2: Assassin of Kings retornaron con ciertos ajustes ya que mientras vamos a disponer de una espada de plata/acero acorde a la clase de enemigo, podemos hacer uso de los clásicos Signs y bombas con distintas utilidades se añadieron elementos como el denominado Witcher Sense que juega el rol de pseudo detective vision. The Witcher 3 le provee al gamer numerosas herramientas para encarar (y a veces romper) cualquier clase de dificultad, Geralt tiene los 3 enfoques ya conocidos de entregas previas: Signs, Melee, Toxicity (Bombs, Decoctions); los cuales son todos viables y pueden actuar mediante builds híbridos dando resultados catastróficos. Para acceder a la mayoría de los gadgets este título utiliza un sistema de crafting algo cargado desde el punto de vista de la interfaz, pero de fácil acceso a los ingredientes teniendo en cuenta que hay loot por doquier y uno va a pasar horas presionando el boton de loot indiscriminadamente.

2

El combate es algo librado a la suerte, a veces funciona de maravilla y otras….

Ahora bien, uno de los aspectos de The Witcher 2 que me alejó de llegar al fin de la aventura fueron las mecánicas de combate y en esta entrega las cosas se comportan bastante parecido lamentablemente, durante las 70 horas aproximadamente que me tomó finalizar The Witcher 3 limpiando la mayoría de los mapas y terminando sidequests me encontré con un juego que por momentos funciona de maravilla mientras que otras veces es un verdadero caos. Para comenzar Geralt tiene dos clases de ataques de melee (strong/light) y muchas veces la “coreografía” que haga en cada uno de ellos es aleatoria y no dependiente de la distancia a cubrir, esta falta de control es un punto negativo teniendo en cuenta que hay enemigos cuyos ataques se dan en 1 frame. A su vez ciertos hitboxes de algunos enemigos son groseros y esto en sumado a: un lock-on que no puede distinguir entre el enemigo mas cercano y otro a “x” metros detrás y un sistema de roll/sidesteps con i-frames demasiado inconsistentes da lugar a ciertas frustraciones. Estos puntos son sin duda lo mas grave y dejan al aspecto jugable por debajo de lo presentado en los demás departamentos, sin mencionar tantos otros ejemplos como que Geralt por razones que estimo ligadas a proximidad (antes de que pregunten estaba empuñando el arma correcta) guarda su espada y nos encontramos golpeando a puño limpio a un Drowner.

El mundo de The Witcher 3 es un espectáculo visual y sin duda el engine bautizado “REDengine” brilla presentando una distancia de dibujado envidiable y un ciclo día-noche con detalles de interacción como Geralt haciendo mención al estado del viento o el comienzo de una tormenta que favorecen la inmersión. Pero como todo juego masivo de rol, este título a veces es víctima de su ambición y la cantidad de elementos que tiene on-screen. Ejemplos de esto es ver como Geralt sube a Roach (su caballo) cuando estamos en plena batalla e intentamos esquivar ataques, muchos merchants no cargan su linea de diálogo haciendo imposible interactuar con ellos y finalmente el autobautizado efecto “Skyrim” donde vamos a poder romper con conceptos de la física y escalar montañas a los saltos o bien treparnos de superficies inexistentes. Esto es un punto negativo tal vez para puristas pero en mi caso aportó un factor de gracia al juego a pesar que es innegable que hay bugs severos que privan terminar sidequests.

Al tratarse de un mundo tan vasto, era indispensable que el roster de enemigos en esta entrega esté a la altura y sin duda CD Projekt Red se encargo de que fuera así. Desde los enemigos básicos hasta los mas únicos presentes en Witcher Contracts, The Witcher 3 tiene un elenco sumamente variado que requiere el aprendizaje tanto de su moveset como debilidades. Para ello uno dispone de un bestiario que ademas de proveer información general indica las debilidades de cada enemigo a los gadgets principales de Geralt (Signs, Oils, Bombs), como mecánica en si encontré este exceso de información muy útil ya que cualquier enemigo puede eliminarnos en 2-3 golpes y por otra parte este medio resultó una buena manera de incitar al jugador a no limitarse al uso de signs y melee para probar (previo crafting) Oils o bombas casi tan (o mas) eficientes.

4

Gwent es completamente adictivo

Antes de dar cierre hay un aspecto mas a recalcar que además de constituir una mejoría frente a The Witcher 2, fue casi mi prioridad en cada árbol de diálogos, Gwent. Si bien las peleas en clubes siguen presentes, en esta entrega se reemplazó el Dice Poker por un TCG llamado Gwent que es sumamente adictivo. Tal vez debido a que fui un avocado a los TCGs tanto físicos como digitales considere a Gwent algo tan importante en esta entrega, pero mas allá de ello, estamos ante un minijuego con mucha complejidad. Geralt puede utilizar 4 mazos correspondientes a facciones distintas (Monsters, Nilfgaardian, Northern Kingdoms y Scoia’tael) los cuales basan sus estrategias en diferentes sinergias, esto sumando cartas “legendarias” de iconos de la saga y otras con distintas utilidades como Spy/Weather cards forman parte de una distracción sumamente atractiva y no seria algo raro que uno se encuentre retando a los mejores jugadores de Gwent de cada región para obtener cartas únicas en vez de centrarse en la aventura principal.

Si llegaron al final de esta review no hay dudas que el combate de The Witcher nunca logró congeniar conmigo en su totalidad, pero a pesar de ello no puedo negar que esta nueva entrega es candidata al mejor RPG del año. La cantidad de sidequests y zonas para explorar es abrumadora y el hecho de que no haya llegado nunca a un nivel de saturación (como con el ultimo Dragon Age) habla de la variedad y calidad presente. Aquellas secciones donde el combate funciona apropiadamente dan la sensación de que The Witcher 3 es un juego casi inmejorable, mientras que en otros donde Geralt tiene sus momentos nos dejan con mas ganas de Ciri. Sea del lado que caiga la moneda, The Witcher 3 es un must have para amantes del género.
thewitchernota

Sobre El Autor

Redactor/Reviewer/Chino

Agente encubierto de la policía de Hong Kong. Praise the Sun \[T]/