d4 ficha
En la industria del gaming cada género específico tiene sus títulos destacados debido a lo que logran ofrecer a nivel narrativo, de gameplay o bien de diseño en general. Hace ya unos años Hidetaka Suehiro dejó su sello en el mercado con Deadly Premonition, un survival que despertó sensaciones tan dispares que se ganó un lugar no solo en el Record Guinness, sino también en el top 5 (al menos) de muchos gamers y D4 cumple con la misma premisa. Si bien es un título encarado de manera un poco más seria, esta aventura probablemente no sea apreciada por grandes masas, pero los que se queden durante esta primera parte del viaje no van a poder esperar a que Swery siga adelante con este delirio.

2

Uno de los tantos almuerzos con nuestro amigo Forrest Kaysen

David Young es el nombre de nuestro personaje principal, un ex-detective de la unidad de drogas de la ciudad de Boston cuya esposa (Peggy) fue asesinada aparentemente mediante el uso de una droga esparcida a nivel mundial. El nuevo Francis York Morgan perdió su memoria el mismo día del asesinato de su mujer al recibir un balazo en la sien y a cambio de estar agonizando obtuvo la facultad de viajar en el tiempo siempre y cuando disponga de un “memento” de un tercero. Desde el comienzo D4 nos recuerda las últimas palabras que Peggy nos dijo mientras agonizaba: “Look for D” (y así la continuidad de la historia se nos esfuma). Con la ayuda de nuestro ex-compañero de la fuerza, Forrest Kaysen (….), vamos a obtener mementos que nos permitan viajar al pasado para encontrar al famoso D que supuestamente es el responsable de esparcir esta droga letal llamada “Real Blood” que comenzó siendo utilizada para mejorar el rendimiento deportivo para terminar asesinando a los usuarios mediante combustión espontánea o evaporando toda su sangre. Algo a tener en cuenta es que si bien es una historia envuelta en mucho suspenso, como todo título de Swery el denominador común es que todo tiende a ser expresado de manera bizarra o tragicómica, afortunadamente David es un personaje con el cual es más fácil congeniar ya que su comportamiento es más “sociable” que el de su antecesor (aunque no menos extravagante) y el juego en general respeta los momentos serios con una elección de soundtrack apropiada. Esta diferencia contrasta con Deadly Premonition, donde York es probablemente el personaje principal más extraño en la historia de los videojuegos y cada momento tenso se veía totalmente desacreditado por el soundtrack menos apropiado. Si bien todo esto era hecho adrede y es parte de su encanto, me pareció una decisión sumamente inteligente cambiar el enfoque al menos en secciones importantes más aun teniendo en cuenta el pasado del detective Young.

Lamentablemente al ser un título de carácter episódico, Dark Dreams Don’t Die logro solo asentar las bases de cuál es nuestro objetivo principal y dejarnos en el punto donde gran parte de nuestras preguntas iban a ser respondidas. Al tratarse de una aventura compactada todos los NPCs que aparecen en nuestras incursiones al pasado son vitales para proveernos background sobre nosotros mismos o bien dar a conocer datos sobre aquel nefasto día siempre y cuando les hagamos algún favor. Aunque lo más importante, es que a nivel general cada uno de ellos logra ocupar un lugar en la memoria del gamer sea por su funcionalidad dentro de la historia, su personalidad o bien porque no sabemos aún para que están allí. Contando con experiencia previa de como Deadly Premonition desarrollo su narrativa, no me sorprende que uno termine esta tanda de 2 capítulos entendiendo tan solo lo superficial y esto es algo que si bien puede afectar a algunos (con fundamento) forma parte del pack de los juegos de Swery.

4

Desde las misiones principales hasta las secundarias, todo se resume en explorar

A nivel de Gameplay, D4 podría catalogarse como una aventura gráfica – point&click repleta de puzzles desde una perspectiva de tercera persona. Originalmente pensado como un título que hace uso del Kinect los controles se ajustaron apropiadamente a PC a la hora de realizar las acciones contextuales necesarias para que David interactúe con cualquier elemento del ambiente (sea con el mouse o mediante el uso de un Joystick). Con respecto a la elección de QTEs hay que destacar que se logran ajustar de manera apropiada a la acción que vamos a realizar, haciendo uso de movimientos en diagonal o hacia los lados con los respectivos sticks en mi caso, combinando también otros botones si la situación lo amerita. Más allá de este aspecto, D4 es un juego centrado en la exploración y el dialogo, cada objeto que resalte puede ser analizado superficialmente para ver sus características generales antes de interactuar con él y el mismo concepto se aplica a las personas. A su vez el diálogo es vital para un juego de este tipo ya que no solo se limita a permitirnos llegar al final de la aventura, sino que permite acceder a datos adicionales a través de misiones extras, que curiosamente son más importantes que la información que D4 deja en limpio una vez terminado el segundo capítulo si solo nos centramos en el objetivo principal. Para realizar todas estas acciones el detective Young tiene un sistema de Stamina que se consume luego de inspeccionar cada objeto y HP que va a disminuir en caso de fallar ciertos QTEs, ambos pueden ser recuperados mediante la compra de consumibles con créditos que obtenemos con solo explorar o bien recogiendo lo que encontremos en el nivel. Estos dos sistemas son los únicos que pueden dar lugar a un Game Over y en caso de que se dificulte encontrar un objeto hay una mecánica denominada “Vision” que nos permite resaltar objetos de interés, soy consciente de que el concepto de dificultad no era una de las premisas de D4 y estoy de acuerdo con que sea así ya que la exploración debe ser el punto fuerte y a pesar de las primeras impresiones que dan sensaciones de linealidad, hay muchos secretos que podemos pasar por alto.

A pesar de todas las ventajas de las que disponemos, D4 está plagado de misiones secundarias que se habilitan por un breve periodo de tiempo teniendo en cuenta entre que eventos principales nos situemos, algunas son sumamente directas y se resumen a explorar la región en donde estamos, mientras que otras requieren que volvamos a nuestra casa para encontrar objetos del presente que tengan el efecto deseado en el tiempo pasado. Por otro lado y con ciertos toques de fanservice bienvenidos, es posible customizar la vestimenta de nuestro personaje principal y otros 3 acompañantes de suma importancia, esto no se limita solo al aspecto estético sino que ciertas piezas afectan los “stats” de David Young para facilitarnos la exploración exhaustiva en cada capítulo sin tener que recurrir a la compra o búsqueda de consumibles como al comienzo de la aventura. Como todo título de Swery, su elección va más allá de la funcionalidad y se resume creo yo a una cuestión de preferencias, ya que si uno hace un balance durante estos primeros episodios la exploración se divide en 50%-50% tarea de detectives y misiones secundarias con objetivos ridículos, personalmente encontré ese segundo 50% muy agradable y hasta a veces enriquecedor teniendo en cuenta que los documentos obtenidos como recompensa son vitales para entender el razonamiento final en cada episodio, de forma tal que las deducciones del detective Young no parezcan sacadas de la galera.

3

Al tratarse de un título de Swery, todo lo que nos rodea es un poco particular

Otro punto a favor si tenemos en cuenta que se trata de una entrega de carácter episódico es la rejugabilidad ya que muchas misiones requieren un objeto que obtenemos luego de avanzar en la aventura principal, por lo que es necesario recurrir a un segundo playthrough donde nuestros ítems e historial de misiones es conservado, esto sumado al gran abanico de indumentaria/sountracks a la venta invita al jugador a revivir los dos episodios para recolectar créditos y de paso encontrar lo que uno pasó por alto. El único detalle que me hubiera gustado ver implementado de manera distinta es que las secciones donde tenemos que elegir entre 2-3 respuestas no solo afectaran el Sync, que se traduce en la mayor-menor obtención de créditos, sino que nuestra elección tenga un leve efecto en el desenlace de la historia. A nivel técnico/grafico, D4 apela a un aspecto caricaturesco de la mano del Cel Shading con resultados atractivos y el único inconveniente que encontré en este departamento fue un desfasaje del Lipsync durante todo el segundo episodio que afectó drasticamente la experiencia al tratarse de un juego tan cargado de diálogo, aunque es importante recalcar que el voice acting es sublime tanto en el elenco principal como el secundario.

Dark Dreams Don’t Die es un título cuyo gameplay cumple un rol auxiliar que le permita al jugador conocer un mundo muy particular. En comparación con otros títulos de Swery que padecieron por ciertas mecánicas jugables o el aspecto gráfico, D4 da la nota siendo 100% funcional y atractivo visualmente. A pesar de ser el titulo más “amigable” para un gamer sin experiencia previa en trabajos de este director, todo se sigue resumiendo a si uno encuentra su ambientación, elenco de personajes y su comportamiento, algo agradable. Muchos títulos se autocatalogan como “diferentes” en los papeles para ser automáticamente atractivos desde el dia 0 aunque luego de su lanzamiento resulten algo genérico con ciertos cambios, D4 teniendo en cuenta su procedencia solo es “el mismo” y no fue desarrollado para satisfacer a un público especifico. Aventuras originales como estas, que logran conservar el suspenso logrando hacer que momentos serios y otros donde el juego no se toma en serio a si mismo congenien, son los que se ganan un lugar único dentro de cualquier género y al menos de mi lado no puedo esperar D4 Season 2.
D4

Sobre El Autor

Redactor/Reviewer/Chino

Agente encubierto de la policía de Hong Kong. Praise the Sun \[T]/