Opinión sobre The Last of Us y Left Behind

Sé que este juego fue discutido miles de veces en internet y que llegué recontra tarde, pero desde que lo terminé hace un tiempito (y recientemente lo rejugué junto a un amigo) ando con ganas de charlar al respecto, de compartir mis impresiones y opiniones y escuchar las de otras personas. Tres años después de su lanzamiento, finalmente tuve la chance de sentarme y jugarlo entero, junto con el DLC Left Behind. La verdad es que me encantaron, realmente me volaron la cabeza. Este post contiene spoilers, así que por favor dejen de leer ahora si no completaron tanto el juego principal como el contenido descargable.

Para ser honesto, este no fue mi primer encuentro con el juego. Hace dos años jugué el principio en lo de un amigo, y no quedé demasiado impresionado. Es cierto, se veía genial y la jugabilidad era muy buena, pero cada vez que usaba el Listen Mode (la habilidad para ver a los enemigos a través de las paredes) sentía como si estuviera haciendo trampa. Tampoco ayudó el hecho de que éramos tres flacos jugando algo single player juntos, lo que significa que no podía tomarme mi tiempo para explorar cada recoveco del mapa como hubiera deseado, porque se iban a morir de aburrimiento. Lo estuvimos apurando, y por supuesto, la ambientación sufrió como resultado. Esa noche llegamos a la estación de subte, poco después de descubrir que Ellie estaba infectada y antes de la muerte de Tess. Luego procedí a olvidarme completamente hasta que lo empecé a jugar hace poco más de un mes. Mientras tanto, fui jugando a la saga Uncharted en PS3 por primera vez, y eso aumentó mis expectativas por este juego.

The Last of Us - 01

¡Y qué juego! Para empezar, siguiendo algunas recomendaciones que leí desactivé el Listen Mode en el menú de opciones, para evitar sentirme tentado durante las partes de sigilo. Eso fue una gran idea, porque gracias a eso tuve que depender de mis ojos y oídos para avanzar, en vez de usar un wallhack, lo que hizo de esas partes más interesantes y atrapantes (jugué en Normal). La intro es increíble, haciéndonos conocer a la hija de Joel por medio del control directo y mostrándonos su habitación y algunos pensamientos; esto hizo que la escena de su muerte me golpeara mucho más duro que si hubiera sido un personaje no jugable. Excelente forma de arrancar, y sigue siendo impactante aunque ya la había visto antes. Disfruté mucho más la exploración de la zona de cuarentena con Tess ahora que pude hacerlo a mi propio ritmo, y me tomé el tiempo de leer cada cartel y empaparme con la atmósfera. La dedicación con la que Naughty Dog creó este mundo virtual es evidente: en menos de 5 minutos comprendemos cómo funciona esta sociedad post-apocalíptica, cómo los militares están intentando controlar a los sobrevivientes y mantenerlos a salvo (muchas veces fracasando en el intento), cómo los infectados son asesinados en el acto, lo hambrientas y furiosas que están algunas personas, y cómo otros están tomando los asuntos en sus propias manos al iniciar un movimiento revolucionario encubierto. Tenemos la oportunidad de verlo por nosotros mismos, de escuchar al respecto, de preguntarnos sobre ello.

El guión también es excelente. Las acciones de los personajes son creíbles, como también sus motivos. Joel es bastante forro (comprensiblemente, pero de todas maneras no es lo que yo llamaría una buena persona, aunque ¿qué significa “buena” en este futuro infernal?), alguien que llegó a ser un (relativamente) buen padre y ahora se encuentra incapacitado para confiar en los demás (salvo en Tess), que no se puede conectar con nadie y no quiere lidiar con otra posible pérdida. Ellie es una chica inocente que vive con un terrible complejo de culpa y lucha por sobrevivir en un mundo que no termina de entender, a pesar de ser ésta la única vida que conoce, pero que no quiere rendirse y hace su mejor esfuerzo por ser valiente. Tess es una sobreviviente consumada con un lado tierno en su interior, que elije sacrificarse con la esperanza de salvar al resto del mundo. Ver a todo este elenco interactuando con los demás es una delicia, y me encantaron las charlas opcionales, que van desde la ignorancia divertida (¡sí, los camiones de helado son reales!) hasta adorables (Ellie contando chistes para levantar un poco el ánimo). Otra cosa que me encantó es que los compañeros tienen voluntad propia cuando no estamos en batalla o sigilo, y esto puede llevarlos a explorar las áreas con curiosidad y decir algo relevante (por ejemplo, si al llegar a la tienda de Halloween en el DLC uno se queda adentro el tiempo suficiente, Riley va a mirar cada uno de los objetos que se encuentren allí y dar su opinión sobre el mismo).

La historia de The Last of Us es bastante simple; lo importante es el viaje. En el camino nuestros amigos van a encontrarse con un conjunto variado de personajes, que también están bien escritos. Algunos cometen actos terribles, pero lo interesante es que no cuesta demasiado entender por qué lo hacen. No quiere decir que uno vaya a simpatizar con ellos, pero no es maldad gratuita y sin sentido. Joel tampoco es inocente, dado que admite haber tomado parte en asaltos y otras atrocidades en el pasado; también lo vemos matando a otros humanos luego de que le hayan dicho lo que él quería o necesitaba oír. Otros, como Tommy o Henry, solo están tratando de resistir en este mundo devastado por los hongos mutantes. También podemos apreciar cómo la relación entre Joel y Ellie va madurando y pasando por diferentes etapas. Joel se resiste a abrirle su corazón por temor a volver a resultar lastimado, y al principio la niña no puede confiar en él para luego comenzar a depender de él como si fuera un padre (y, de la misma manera, él depende de ella para salvar su vida más de una vez). La actitud fría de Joel la hiere mucho, llegando a hacer que ella se escape cuando en una ocasión él la hace sentir indeseada y que es una carga, por lo que es sorprendente ver lo mucho que ambos cambian hacia el final del juego y que Joel se termine preocupando tanto por Ellie. De hecho, se termina encariñando de tal manera que está dispuesto a arriesgarse a la extinción total de la humanidad con tal de no perder a Ellie. Sinceramente no puedo culparlo por eso, aunque haya sido un acto sumamente egoísta.

The Last of Us - 02

Hasta ahora solo hablé del libreto, ambientación y guión, y eso es porque el juego se luce en esos aspectos. Esto no significa que el resto no valga la pena, todo lo contrario. La jugabilidad es buenísima, los controles responden perfectamente y las mecánicas de sigilo están muy bien logradas. Algo que parece estar poco explotado es el crafting, esta mecánica que nos permite diseñar nuestro propio equipamiento. No hay demasiadas cosas para crear, y algunas no las usé jamás (como las bombas y molotovs). Me gusta que el menú de crafting, mejoras y collectibles no pause la acción (aunque también hay una pausa propiamente dicha), y lo descubrí por las malas al ponerme a revisar un artefactó que agarré en mitad de una pelea. El manejo de armas se siente copado, pero lo ideal es hacer las cosas en silencio y evitar los tiroteos. Un par de escenas se vuelven un poco cansadoras después de un rato, en particular el capítulo de Pittsburgh con tantas batallas una tras otra. Muchas de estas áreas tienen el diseño característico de “cobertura baja y obstáculos esparcidos por todo alrededor”, así que apenas llegaba a uno de estos lugares mi cabeza inmediatamente decía “Uh, otra secuencia de combate, yo solo quiero seguir explorando en paz”. Afortunadamente hubo muchas oportunidades para hacerlo más adelante, y de todas maneras el juego nunca se tornó aburrido (además, como dije antes el gameplay garpa). Y aunque me hubiera gustado un poco más de espacio entre cada momento de acción, a nivel historia es entendible por qué Naughty Dog optó por esto durante este capítulo.

The Last of Us se ve hermoso para ser un juego lanzado en una consola del 2006. Está bien, algunas texturas se ven medio borrosas, y los carteles no siempre se pueden leer (ojalá todos los juegos copiaran esto del Silent Hill: Shattered Memories en Wii), pero en general es muy atractivo a la vista. Los efectos de iluminación y las animaciones se destacan muchísimo, al igual que las sombras proyectadas por la linterna. Lo mismo ocurre en la parte sonora, incluyendo el soundtrack minimalista (compuesto por el argentino Gustavo Santaolalla) que encaja a la perfección. Las voces me gustaron mucho, cada personaje recita sus líneas de manera creíble y no se oyen sobreactuando.

The Last of Us - 03

La forma en que el juego trata la moralidad me parece genial. Acá no hay héroes ni villanos, solo gente intentando sobrevivir. Algunos eligen cazar y asesinar a los demás, otros prefieren recolectar y acumular todos los suministros que puedan, y otros deciden formar su propia comunidad y ayudarse entre ellos. Como dije antes, simpatizo con el afán de Joel por salvar a Ellie, a pesar de que probablemente esté condenando a la humanidad a no encontrar jamás una cura. Pero al mismo tiempo también simpatizo con lo que las Fireflies intentaban hacer, aunque ello provocara la muerte de una niña inocente. Además, el final no muestra a los personajes principales salvando al mundo ni nada parecido, son simplemente ellos dos permaneciendo juntos en medio de toda la destrucción. Y eso está bien. Joel no le ve sentido a hacer lo primero, si eso significa perderlo todo y a todos por los que alguna vez se preocupó. ¿Por qué Ellie debería pagar por algo en lo que ella no tuvo nada que ver? ¿Por qué 3 mil millones de hombres, mujeres y niños sin rostro tienen que ser más importantes que ella? No, como padre él ya había experimentado lo que significa perder a una hija, y no estaba dispuesto a vivirlo otra vez. Para él, abandonar la esperanza de una posible cura es un precio justo. Incluso mentirle a Ellie acerca de sus actos vale la pena, con tal de mantenerla viva y a salvo. En su lugar, estoy seguro de que yo habría hecho lo mismo. Por otro lado, es necesario mencionar qie Marlene no era un monstruo; claramente ella se sentía dolida por la decisión de someter a Ellie a la operación y sus consecuencias, que habrían sido fantásticas para la humanidad pero fatales para ella, pero entendía que los beneficios eran mucho mayores que las pérdidas. El hecho de que este final no sea blanco ni negro, sino que pueda interpretarse como tonos de gris es algo espectacular. ¡Gran trabajo, guionistas!

Creo que esto es todo en cuanto al juego principal. Lamentablemente no pude conseguir todos los collectibles, conversaciones opcionales ni los chistes de Ellie, a pesar de haber explorado cada esquina (o eso creí), así que voy a tener que volver a rejugarlo más adelante. Lo cual no es ningún problema, porque ya tengo ganas de hacerlo. Ahora vamos al DLC.

The Last of Us - 04

Left Behind es, sin ninguna duda, una de las mejores piezas de DLC que jamás haya jugado. Es bastante cortito, creo que me tomó entre 3 y 4 horas en Hard (nuevamente, sin Listen Mode). Está situado tanto antes como en medio del juego principal, sirviendo a modo de precuela de la historia de Ellie y mostrando algunos eventos que ocurrieron luego del escape de la universidad, mientras Joel estaba herido. La parte más reciente es bastante parecida al capítulo de invierno que ya jugamos en la campaña, dándonos control de la adolescente dentro de un centro comercial mientras luchamos contra hordas de infectados y sobrevivientes, a veces al mismo tiempo. Está muy bien hecha, con una trama paralela sobre un grupo de soldados que quedan varados en el shopping, pero fuera de esto no es nada que no hayamos visto antes, salvo por enemigos humanos e infectados luchando unos contra otros. La batalla final es demasiado larga, incluyendo una segunda oleada de cazadores que en mi opinión es innecesaria, pero de todas maneras es entretenida.

El plato principal, en mi opinión, son los segmentos de precuela. Aquí podemos echar un vistazo a la vida adolescente de Ellie antes de ser infectada, y la relación con su mejor amiga. Los que hayan prestado atención sabrán que el destino de Riley fue mencionado justo al final del juego original, y tal vez recuerden que su pendiente de las Fireflies puede ser visto en la mochila de Ellie cuando jugamos con ella. Bueno, esta es la historia de cómo esta amistad terminó trágicamente; ambas fueron mordidas pero solo Riley murió. Muestra la gama de emociones que sienten los adolescentes, cómo quieren crecer pero a la vez permanecer tal como están, todos esos sentimientos confusos. Está hecho de una forma magnífica, haciendo que las chicas vayan juntas en una última aventura mientras reviven la alegría inocente de la niñez. La calesita, la pelea con pistolas de agua, la competición para ver quién tiene más puntería arrojándole ladrillos a autos abandonados, probarse diferentes máscaras de Halloween, sacarse fotos en poses ridículas, jugar un videojuego imaginario. Estas cosas pueden sonar tontas así escritas, pero jugarlas se siente increíble, se siente real. Logra lo que intenta hacer, que es establecer una conexión profunda entre ambos personajes, y nunca se torna aburrido. Todo esto hace que los eventos que van a ocurrir muy pronto sean mucho más dolorosos, y los estemos anticipando con nerviosismo y temor. Me parece una buena idea que no se muestren en cámara los momentos finales luego de la mordedura, sino que se dejen libres a la imaginación, porque en vez de intentar horrorizarnos de forma gráfica apuesta a lo psicológico.

Y de pronto sucedió algo. Algo que podría jurar que fue insinuado a lo largo de todo el DLC, pero que sinceramente no esperaba ver. Algo que muy raramente es visto en videojuegos, menos aún uno AAA, y que me pareció muy bien logrado. Una pequeña escena que en las manos equivocadas podría haber sido un desastre, pero que Naughty Dog logró llevar a cabo con tacto y muchísimo cuidado. Al final, Ellie y Riley eran más que solo amigas, o al menos sentían algo por la otra. O tal vez lo hicieron sin siquiera pensar, dejándose llevar por un impulso debido a cuánto Ellie quería a su amiga, no necesariamente de forma romántica. Personalmente creo que sentían una atracción mutua, pero la razón real no es importante. En una de las escenas más adorables que haya visto, Left Behind muestra cómo Ellie le da un beso a Riley, en una muestra de afecto muy íntima. Luego sonríe, aparentemente avergonzada, y susurra “Lo siento”, a lo que Riley responde “¿Por qué?”. Si eso no es tierno, entonces no sé qué lo es.

En definitiva, tanto The Last of Us como Left Behind son juegos totalmente recomendados, no solo por su excelente gameplay, sino también por su impecable narrativa y la manera en que trata estos temas complejos. Una verdadera joya.

Sobre El Autor

Redactor/Reviewer

Fanático incurable del vicio, Pixar y el rock progresivo.