bloodficha
10 personajes perdidos por “corrupted save data” y una nueva tanda de 6 builds diferentes con más de 50 horas en Cursed -Root-Defiled Chalice Dungeons estaban listos para recibir a The Old Hunters. Bajo la terminología “expansión” el retorno a Yharnam destaca en todos los aspectos posibles buscando satisfacer las demandas de mayor variedad de builds/armamento mientras que el resto de los pilares sobre los cuales From Software diseña sus juegos permanecen intactos dando lugar a una de las experiencias más complejas hasta el momento. The Old Hunters, tal vez por presentar una temática oscura pero de forma delicada, podría ser considerado el hermano mayor de Artorias of the Abyss.

Con The Astral Tower como referencia nos adentramos en una nueva pesadilla

“Despertamos” en The Hunter’s Dream y un ítem llamado “Eye of the Blood-drunk Hunter” es la llave hacia otra pesadilla. En una versión distorsionada de Cathedral Ward nuestro personaje se encuentra en plena batalla entre cazadores y bestias aunque por supuesto, fiel al espíritu de From Software, somos el enemigo de ambos. Esta disputa que se extiende hasta el presente está lejos de ser el nudo principal de esta narrativa ya que como ya sabemos detrás de una “Nightmare Realm” hay un “Great One”. Sin recaer en spoilers The Old Hunters vuelve a presentar todas las piezas del rompecabezas de la misma manera ambigua que acostumbra Hidetaka Miyazaki, es decir mediante la ambientación y diálogos de NPCs los cuales son mas importantes que nunca. A medida que exploremos esta pesadilla nos vamos a encontrar con muchos iconos mencionados por descripciones de ítems/cazadores del Yharnam de hoy en día lo que no solo permite analizar el lore de manera más preparada sino que también nos invita a replantearnos (como lo hizo Dark Souls) quien es el bueno/malo. Bajo una atmósfera digna de H.P. Lovecraft un NPC murmura: ” ¿Asi que nuestros padres pecaron? Nosotros no podemos cargar con este peso para siempre, no es justo…” con esta breve declaración como punto de partida The Old Hunters invita al gamer a realizar conexiones entre las facciones más conocidas del universo de Bloodborne como Byrgenwerth y empezar a construir un juicio propio sobre sus acciones y consecuencias. Como ya se darán cuenta, gente muy atraída por el lore de las entregas de From Software va a encontrarse sumamente satisfecha con la información que provee The Old Hunters ya además de añadir nuevos elementos para especular, esclarece el origen/destino de muchos iconos de The Healing Church y aclara otros interrogantes mas detallistas que circulaban dentro de la comunidad.

Todo este caos de intereses viene acompañado de una de las ambientaciones más oscuras vistas hasta el momento y no estoy hablando particularmente de Central Yharnam en el pasado, sino de regiones como The Reaserch Hall que no solo evoca a Lartia y The Duke’s Archives sino que presenta uno de los panoramas más crueles dentro de un título de Fromsoft y da una noción del progreso en el universo de Bloodborne por la búsqueda por la ascensión previo a la instalación de The Choir. Dejando de lado el aspecto narrativo las áreas presentadas podrían diferenciarse en 3 secciones las cuales comparten herramientas clásicas de este estudio incluyendo un diseño interconectado y denso, utilizando tanto assets de la versión retail como también inspirándose en entregas previas de este estudio o estrictamente en el universo de Lovecraft. Es cierto que al observar muchas regiones no hay mecánicas nuevas que resalten pero los ligeros cambios de ambientación, la presencia de loot en cada región y el comportamiento llamativo de ciertos enemigos forma del encanto de esta expansión y en parte genera esa sensación de inseguridad y ansiedad que no es fácil de imponer en gamers con más de 3-4 cifras en horas de juego.

El número de trick weapons se duplicó para fortuna de muchos, sin contar otras opciones igual de tentadoras

Ahora bien, no tiene mucho sentido hablar de mecánicas de gameplay general al analizar un contenido descargable y esto se aplica para The Old Hunters ya que no hubo un cambio en las dinámicas de juego o scaling (salvo algunas sorpresas). Pero es innegable que esta expansión debía suplir de alguna forma ciertas inconsistencias discutibles de la aventura principal empezando por la diversidad de builds/trick weapons. Como mencioné en la review de Bloodborne, la variedad presentada hasta el momento me parecía “suficiente” teniendo en cuenta que Blood Rocks eran un recurso escaso y que además de ser todas viables, cada trick weapon constituía una clase única en materia de moveset. El hecho de que la comunidad hablara de diversidad no se refería a stats, sino a la necesidad de diferenciar cada personaje por su arma lo cual es cierto que se dificultaba según el build elegido (Quality-Ludwig’s Holy Blade, Bloodtinge-Chikage/Reiterpallasch, etc) y afortunadamente The Old Hunters presentó la mayor variedad de trick weapons posible. Esta expansión agobia al jugador con nuevo contenido brindándole un acceso rápido a 11 trick weapons cuyos stats se ajustan a todas las diversidades de builds posibles, 5 armas de fuego y 2 Hunter Tools para Arcane Builds cuyo proceso de farmeo es apenas más accesible. Este gran roster que mezcla clásicos desde King’s Field hasta armas sumamente versátiles como Simon’s Bowblade es uno de los aspectos más atractivos de esta expansión, sin tener en cuenta ajustes a mecánicas como Beasthood cuyos efectos actuales parecieran romper el paradigma de un juego de From Software y la presencia de más de 8 sets completos de hunter attire para satisfacer las ansias de “fashionborne” .

A la hora de hablar de dificultad esta DLC fue experimentada desde 3 enfoques distintos: al nivel recomendado (lvl. 65), con builds ya preparados en NG (lvl.100 + 27.2% Blood Gems) y en NG+ (lvl.100). Como punto de partida uno va encontrarse con enemigos standard pero un 20% del elenco se encuentra claramente buffeado para destrozarnos vía stunlock o en un combo 1-2 shot, a pesar de esta diferencia radical el común denominador es que todo es mucho mas rápido que nosotros por lo que sin importar el nivel que nuestro personaje acarree los enemigos demandan un nivel de aprendizaje medio-alto de las mecánicas troncales de Bloodborne. Además del análisis de stats, The Old Hunters realizó un ajuste exitoso y necesario que fue aumentar variedad de enemigos clasificados como Kin, lo que sumó un componente estratégico en la utilización de Blood Gems ya que anteriormente la penalidad de “ATK Down vs Kin” no generaba un impacto considerable teniendo en cuenta que había 4 enemigos dentro de esa categoría. Curiosamente entre el nivel recomendado y los otros builds no note muchas diferencias en mi capacidad de supervivencia porque todo me destrozaba igual de rápido si cometía un error, la única diferencia (obvia por supuesto) es que el hecho de disponer de un setup de Blood Gems óptimo acortaba los enfrentamientos y así reducía mis probabilidades de cometer errores. De todas formas el juego se encuentra balanceado para que ciertos enemigos en la región inicial dropeen gemas radiales que rondan el 11-12% de ataque físico lo que aumenta la viabilidad de experimentar la totalidad de este DLC apenas hayamos derrotado a Vicar Amelia, además el “fácil acceso” a Blood Chunks y una Blood Rock invita al gamer a saltar directamente a la DLC. NG+ es otro monstruo y básicamente se limita al análisis de Bosses, pero antes de abarcar ese concepto si se toman en cuenta los enemigos standard se podría decir que los parámetros de daño son tan descabellados como en la aventura principal, lo que es un problema remarcado en la review de la versión retail, por lo que esperen una sensación similar a encontrarse en un Cursed-Rotted-Defiled Chalice Dungeon con un poco mas de permisividad.

“Aah, you were at my side, all along. My true mentor…My guiding moonlight…”

Hay una línea muy fina entre el concepto de reto y locura, y particularmente creo que Bloodborne está caminando peligrosamente por el último. Algo que hace “disfrutable” a estos juegos es la predictibilidad que es lo que permite con un grado considerable de éxito vencer cualquier enemigo bajo cualquier circunstancia (en cuanto a builds respecta) una vez que sus patrones fueron analizados. Es por esto que es 100% viable hacer Root Cursed Chalice Dungeons sin importar el Boss que tengamos en frente (salvo Ebrietas….) siempre y cuando uno tenga la constancia de tolerar one shots permanentes por Labyrinth Ritekeepers o mis favoritos Labyrinth Madmans. Pero The Old Hunters es diferente, dentro de NG todos los Bosses (cuyo soundtrack es sublime) tienen un pool de HP que ronda los 14000-22000 lo que es una cifre sumamente elevada pero lo que los diferencia de lo mencionado anteriormente (2 de ellos especialmente) es que en ciertas fases son absolutamente incontrolables. Por un lado esto es sumamente positivo ya que da lugar a enfrentamientos inolvidables cargados de tensión pero por otro, brindarle un abanico de opciones tan amplio al enemigo sumado al despropósito que es NG+ en adelante puede causar estragos que se traducen en horas de respawnear en la lámpara mas cercana. En parte no tengo dudas que los enfrentamientos de The Old Hunters forman parte de lo mejor de Bloodborne ya que considero que From Software está llegando al plató de lo que se puede presentar dentro del comportamiento de la IA, pero en ciertos momentos me encontré con cero chances de afrontar ciertas fases o combos que rompen cualquier patrón conocido. Personalmente no puedo definir si esto sucedió debido a que debo refinar mi proceso de aprendizaje de dos enfrentamientos en especial o bien el término “cheap” es el apropiado en estos casos. Sea del lado donde caiga la moneda es probable que eventualmente se encuentre la estrategia óptima por lo que voy a darle a From Software el beneficio de la duda en 2 enfrentamientos, aunque con algo de incredulidad.

En marzo de este año remarque en mi review de Bloodborne los problemas inherentes que tenia este juego en relación con el scaling de NG+ y la dependencia de los Chalice Dungeons para la creación de builds u obtención de recursos. Estos inconvenientes siguen presentes en The Old Hunters ya que el hecho de que se haya elevado la vara de dificultad presentando enemigos dándoles movesets cuya variedad es incomparable, exacerbó de alguna manera las falencias de la versión retail ligadas a como los ciclos NG+ fueron tratados. Este es un argumento consistente que me encontré repitiendo constantemente mientras experimentaba la DLC pero es un problema de concepción diseño desde la base por lo que era de esperarse que From Software continuara con la misma tendencia, es diferente cuando se habla de detalles como pueden ser rejugabildiad/variedad de armamento o bien diseño de niveles. Por eso al analizar esta expansión considero necesario destacar que las “contras” mencionadas se encuentran acarreadas desde la versión original y si se viera The Old Hunters como algo autónomo, hay poco para remarcar. De carácter mas general , como “crítica constructiva” a nivel de desarrollo hacia Fromsoft es evidente que esta expansión fue ideada en algún punto para estar incluida en la versión retail, esto puede ser observado tanto desde la íntima conexión de NPCs entre ambos mundos y la aparición de menciones que anteriormente carecían de influencia, por lo que no hay forma de que al menos la narrativa no haya sido premeditada durante el desarrollo original. Esto está lejos de desmerecer a The Old Hunters pero es una situación recurrente para este estudio (Artorias of the Abyss, The Lost Crowns Trilogy) y si bien no tengo dudas que se debe a un caso de deadlines y personal acotado considero que lanzar Bloodborne al mercado con todo este contenido lo hubiera catalogado como una de las experiencias más completas de From Software, en comparación con una versión que a pesar de ser tener una calidad superlativa, se sintió ligeramente apurada en ciertos aspectos, dejando gran parte de su aspecto rejugable ligado a los Chalice Dungeons que no conservan el mismo atractivo para el gamer promedio por su naturaleza.

The Old Hunters podría considerarse una expansión que se encuentra a la par o ligeramente por encima de Artorias of the Abyss, que en su momento me pareció algo inmejorable. Acompañada del toque Miyazaki, este DLC se encarga de sumar variables en todos los aspectos donde la versión original no logro satisfacer a los fans a pesar de su gran calidad, volviendo a esta IP un producto 100% completo luego de añadir más de 8 horas de gameplay puro. El nivel de variedad en materia de Bosses, trick weapons y una ambientación detallada que describe una de las facetas más oscuras jamás vistas en un titulo de From Software forman parte del combo que se codea con la leyenda que es ese capítulo de Dark Souls 1, por ello si se analiza The Old Hunters dentro del marco de las inconsistencias esperables al ser una expansión de Bloodborne no hay dudas que From Software rozó la excelencia nuevamente.

score bloodb

Sobre El Autor

Redactor/Reviewer/Chino

Agente encubierto de la policía de Hong Kong. Praise the Sun \[T]/